Cristina Kirchner.

Tras más de dos horas, terminó la operación de la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien se sometió esta mañana a una histerectomía en el Sanatorio Otamendi.

La titular del Senado ingresó al centro médico a las 6.45, donde se llevaron a cabo los protocolos prequirúrgicos, y luego fue intervenida por un cirujano especializado en Tocoginecología.

La cirugía programada, que comenzó a las 8 aproximadamente, prevé una internación posterior de entre tres y cinco días. Tras ese lapso, la vicepresidenta podría comenzar a reincorporarse a sus actividades de manera gradual, hasta retomar plenamente su rutina en unas tres semanas.

Cristina Kirchner esperó a ser intervenida en la la habitación 410, en tanto que el profesional a cargo de procedimiento fue Fernando Gorosito, un reconocido cirujano especialista en Tocoginecología.

La madre de la vicepresidenta, Ofelia Wilhelm, se sometió en 2014 a la misma operación en el mismo sanatorio de la ciudad de Buenos Aires. En octubre pasado, la vicepresidenta ingresó al Otamendi para realizarse un chequeo general, como “cualquier persona normal”, según aseguraron fuentes de su entorno.