En un encuentro encabezado por la Intendenta Susana Zenteno junto a un grupo de comerciantes del sector gastronómico del departamento, quedó oficializada la adhesión al lenguaje Braille para personas con problemas de cegueras o no videntes.

En la oportunidad, participó Verónica Herrera, no vidente, mentora del proyecto, quien además descifró las cartillas de braille que fueron distribuidas a los comerciantes gastronómicos.

“Este proyecto me llena de felicidad, que no es solo para mí, sino para todas las personas que somos no videntes, un proyecto inclusivo muy lindo que nos permitirá desenvolvernos mejor a la hora de comprar y consumir en cualquier comercio”, expresó Verónica.

El municipio de Valle Viejo, a través de las áreas de Comercio y Bromatología, intervino en el proyecto para que todos los comerciantes gastronómicos accedan a la adhesión de esta iniciativa que hoy quedó establecida formalmente.