A través de la Dirección de Deportes de la Municipalidad de Andalgalá, se plantea la necesidad que las actividades deportivas continúen desarrollándose, aún cuando las fases de aislamiento social cambien.

Esto es siempre y cuando la situación sanitaria del departamento lo permita, y para ello se llevan controles en donde se practican los deportes habilitados. “Queremos llegar a un objetivo puntual, que es que las actividades físicas no lleguen a suspenderse en caso de que tengamos que bajar de fase. Pero aclaramos que si llegamos a tener un caso positivo de coronavirus  suspenderemos todas las actividades. Mientras tanto el trabajo que vamos a realizar es el de acompañar y concientizar a las instituciones en las que se están desarrollando actividades físicas,  para que en el futuro cuando se tengan que suspender otras actividades seamos nosotros la actividad deportiva, la última que tengamos de cerrar” planteó la directora de Deportes, Anita Ignes.

Argumentó además que la actividad física estimula el sistema inmunitario, canaliza el estrés de las personas entre otros tantos beneficios, siempre cumpliendo con los protocolos establecidos para cada disciplina. Además de los controles, el municipio está dispuesto a colaborar no tan solo con los recursos materiales –alcohol en gel, líquidos sanitizantes entre otros productos– sino también con el recurso humano.