Encabezado por su capitán Carlos Tevez, el plantel de Boca Juniors realizó hoy un minuto de silencio antes de comenzar la práctica en homenaje a Diego Armando Maradona, el ídolo que falleció el miércoles último a los 60 años.

Tevez, en su rol de capitán y referente, el entrenador Miguel Ángel Russo y el plantel completo se reunieron antes de comenzar la práctica y formaron una suerte de círculo, para después realizar un minuto de silencio, en el predio que el club posee en Ezeiza.

Boca, club del cual Diego era hincha confeso y en el que brilló entre 1981 y 1982, y luego entre 1995 y 1997, pospuso el partido que debía jugar el miércoles último por la noche en Porto Alegre, ante Internacional por los octavos de final de la Copa Libertadores de América, con el plantel conmocionado por la muerte del astro producida a las 12 del mediodía.