Comparte!

Las mujeres son el 62% de las funcionarias en la Justicia argentina, porcentaje que incluye hasta el rango de secretaria de Juzgado, Cámara o Tribunal Superior. Sin embargo, ocupan solo el 27% de los cargos jerárquicos en la Corte, la Procuración y la Defensoría General.

La proporción femenina es también mayoritaria en el personal administrativo -61%-, pero se reduce drásticamente entre los jueces, defensores y fiscales al 44 por ciento.

Esta inequidad quedó una vez más expuesta en el Mapa de Género de la Justicia Argentina que publicó la Corte Suprema, actualizado al 31 de octubre de 2018. El documento releva la distribución entre varones y mujeres de la totalidad de los cargos del sistema de justicia de nuestro país. Contiene datos de la Corte Suprema de la Nación y de los Superiores Tribunales provinciales; las Cámaras Nacionales y Federales del país, así como también de los Ministerios Públicos Fiscales y de la Defensa de la Nación y de las provincias, y de los Consejos de la Magistratura provinciales y de la Nación.

“En el escalafón que depende de la carrera judicial, en la que los ascensos se dan a través de concursos internos y puntajes por cursos de la Escuela Judicial, no tenemos techo de cristal y las mujeres somos mayoría, hasta el rango de funcionarias. Pero el techo es una realidad a la hora del concurso para acceder a juezas, una instancia en la que intervienen los Consejos de la Magistratura y los otros dos poderes, el Ejecutivo y el Legislativo”, analiza María Delia Castañares, responsable de la Oficina de la Mujer de la Corte, que está a cargo de la única ministra mujer, Elena Highton de Nolasco.

En este sentido, agrega: “Hay que trabajar aún mucho en revertir estereotipos y prejuicios, como el que dice que las mujeres no tenemos la misma disponibilidad horaria porque tenemos a cargo el cuidado de la familia, por ejemplo. Pero  una secretaria de un Juzgado de turno tiene la misma carga horaria y requisito de disponibilidad que el juez. Sin embargo, esa pregunta sobre cómo se organiza una mujer con el cuidado de los hijos se la hacen a las que aspiran a un cargo superior, y no a los hombres”.

La Oficina de la Mujer de la Corte viene realizando anualmente desde el 2010 el Mapa de Género en la Justicia argentina. Fue creada en 2009 y estuvo a cargo desde sus comienzos de la otra ministra mujer que tuvo el Máximo Tribunal, Carmen Argibay, fallecida en 2014.

Elena Highton De NolascoElena Highton De Nolasco, ministra de la Corte Suprema.

Sin embargo, el Máximo Tribunal reproduce entre sus integrantes, en menor escala, lo que muestra el Mapa: la presencia femenina  apenas llega al 20% sobre un total de cinco miembros. No obstante, las mujeres son el 51% de los funcionarias/os, así como el 45% del personal administrativo de la Corte.

Cámaras sin ninguna mujer

La desigualdad de género se reproduce tanto en la Justicia Nacional y Federal, como en la de las distintas provincias.

Así por ejemplo, hay solo un 25% de camaristas nacionales y federales y un 31% de juezas, contra 57% de funcionarias, y 60% de empleadas administrativas en el fuero nacional y federal.

En 4 Cámaras Nacionales y Federales, directamente no hay ninguna mujer, según los datos relevados en 2018. Son la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, la Cámara Nacional Electoral, la Cámara de Federal de Apelaciones de General Roca y la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata.

La Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional no tenía ninguna hasta 2017, y recién incorporó una magistrada el año pasado.

Si bien en la Justicia Federal y Nacional el promedio de magistradas -31%- es más bajo que en la sumatoria de las justicias provinciales -44%-, en el fuero Federal de la Seguridad Social y en la Justicia Nacional Laboral, las mujeres juezas son mayoría.

En las provincias, se repite la baja representación de mujeres en los cargos jeráquicos de la Justicia.

Entre el 2017 y el 2018, la proporción de ministras aumentó solo un 1%, y pasó al 29%. Fue por la incorporación de la nueva integrante de la Corte Provincial de San Juan, Adriana García Nieto. Se dio luego de que hubiera una actividad de la Asociación de Mujeres Juezas  de la Argentina (AMJA) en esa provincia, y de que viajara la propia Highton de Nolasco, y reclamara una mayor presencia femenina en el Máximo Tribunal sanjuanino. García Nieto está cargo ahora de la Oficina de la Mujer de la Corte provincial.

El mapa destaca, sin embargo, que existen cinco Superiores Tribunales provinciales que están compuestos mayoritariamente por ministras. Son los de la Ciudad de Buenos Aires (3 mujeres entre sus 5 integrantes), Chaco (3 de 5), Misiones (5 de 9), San Luis (2 de 3), Santa Cruz (3 de 5).

El porcentaje de magistradas, en tanto, en las justicias provinciales aumentó un 1% y se ubicó en un 44%. Y hay cuatro jurisdicciones provinciales donde las juezas mujeres son mayoría: Chaco (56%), La Rioja (57%), Mendoza (54%), Neuquén (54%), San Luis (51%).

Desde la AMJA, que preside la jueza Susana Medina, se vienen reclamando medidas de acción positiva para llegar a la paridad. Con ese objetivo, desde 2015 promueven la Campaña “Más Mujeres Más Justicia“, al considerar que “más mujeres en los puestos de decisión, ha quedado demostrado, es más justicia para la gente”.

El rol de los Consejos de la Magistratura

“Si solo llegan preponderantemente los varones a los cargos de jueces o ministros, es que no están dadas las condiciones para que las mujeres accedan en igualdad de condiciones. Y en esto es clave el rol que juegan los Consejos de la Magistratura, a cargo de los concursos y selección de ternas”, advierte Castañares.

En ese sentido, el Mapa revela que su integración tiene un porcentaje mayoritario de hombres. Hay distritos como La Rioja en los que el Consejo no tiene ninguna mujer. O Buenos Aires, donde las consejeras suman 3 sobre un total de 18 miembros; Chubut, donde son 3 sobre un total de 14 consejeros; o Tucumán, en el que hay una sola consejera mujer sobre un total de 8 integrantes. En el Consejo de la Magistratura de la Nación, en tanto, si bien se incrementó la presencia femenina, apenas supera el tercio: 4 sobre un total de 13.

En la página web de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema se puede visualizar la versión interactiva del Mapa de Género con información actualizada desde el 2011 hasta el 2018. para cada una de las jurisdicciones del sistema de justicia.