Comparte!

Luego de varios intentos frustrados, el Senado intentará darle media sanción al proyecto de financiamiento político que contempla el aporte de las empresas privadas en las campañas. La iniciativa necesita una mayoría especial debido a los aspectos que modifica.

En principio, hay varios puntos de consenso entre el gobierno y el peronismo, sin embargo hay algunas discrepancias que terminarán de definirse en el recinto como por ejemplo las contribuciones sindicales.

La ex presidente Cristina Kirchner, que no habla en público hace varias semanas, está en el recinto. Su presencia genera expectativa en momentos donde varias encuestas la posicionan con chances de ganar las elecciones nacionales de este año y en medio de la polémica originada en torno a la salud de su hija.

Florencia está en Cuba realizando un tratamiento pese a que un tribunal oral le negó el permiso para que permaneciera allí. Además, se espera una definición sobre un pedido realizado por la propia CFK para viajar durante los próximos días a la Isla.

El proyecto de financiamiento pulula en el Congreso desde mediados de julio del año pasado: fue enviado por el Gobierno en medio del escándalo por los aportes irregulares a la campaña bonaerense de Cambiemos del 2017, que jaqueó a la gobernadora María Eugenia Vidal y puso en duda las contabilidades de campaña del PRO.

La iniciativa perdió intensidad durante buena parte del segundo semestre del 2018 por falta de voluntad política y desacuerdos con la oposición, por la resistencia interna –Elisa Carrió tiró el proyecto atrás por su resistencia a los aportes de empresas- y por el estallido judicial de la causa de los cuadernos, que desnudó coimas millonarias en la administración anterior disfrazadas de supuestos aportes de campaña.