Lo decidió la jueza María Carolina Castagno con duras críticas a su antecesor, Raúl Flores, quien la semana pasada había denegado el pedido de parte de la familia.

El Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos ordenó este jueves restituir “de manera inmediata” el campo “Casa Nueva”, propiedad de la familia Etchevehere, que fue ocupado hace algunos días por militantes de la agrupación que lidera Juan Grabois, quienes llegaron de la mano de Dolores, la hermana que reclamaba la propiedad del lugar.

Con duras críticas a su antecesor Raúl Flores, la jueza María Carolina Castagno leyó el fallo después de haber dictado un cuarto intermedio tras la audiencia del miércoles, donde se trató el recurso de apelación a raíz de la ocupación del campo de la familia Etchevehere por parte de militantes que responden a Juan Grabois.

Para la jueza, el ingreso de Dolores Etchevehere al campo “Casa Nueva” constituyó “un abuso de confianza”, además, con más de 40 personas, “todos extraños a la flia y la actividad productiva que se desarrolla en el establecimiento”.

La resolución de la magistrada se dio después de que el juez Flores rechazara el pedido de desalojo que habían formulado los hermanos Etchevehere.

“Que este caso sirva para que la gente vuelva a confiar. Nosotros vamos a esperar hasta que salga el último usurpador”, dijo Luis Miguel Etchevehere ante los medios tras el fallo.

En tanto, Leonor Barbero Marcial de Etchevehere, madre de los hermanos en conflicto, apuntó contra el Gobierno nacional por el conflicto.

“Acaba de concluir una aventura política bastante grave, consensuada por el Gobierno nacional, por el señor Grabois, por el gobierno provincial como se ha demostrado. El Gobierno nacional y el provincial usaron a mi hija”, aseguró.

En el campo “Casa Nueva”, Luis Miguel Etchevehere, sus hermanos y su madre, Leonor, seguían con atención la lectura del fallo junto a Patricia Bullrich, quien llegó este jueves para acompañarlos.