Comparte!

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, pudo dar con el paradero de un joven de nacionalidad brasileña quien se encontraba extraviado tras perder su vuelo con destino a la ciudad de San Pablo.

El sábado se recibió un llamado telefónico en el turno de prevención de la Unidad Operacional de Seguridad Preventiva de Ezeiza, de una mujer perteneciente a un centro de intercambio de estudiantes de la República de Brasil quien consultó sobre una persona que debía haber arribado a dicho país y no lo había hecho. En consecuencia, se pudo constatar que el día anterior, el joven de 19 años en cuestión se había presentado en el turno solicitando carga para su teléfono celular, explicando que había perdido el vuelo de la empresa New Zealand. Luego de varios intentos de comunicación con la aerolínea sin suerte, y rehusando ayuda alguna, se retiró.

El personal policial inició actuaciones siguiendo las indicaciones de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N° 2 de Ezeiza, mediante la búsqueda en registros fílmicos que determinaron que la persona había tomado un remis con destino al centro porteño. El mismo chofer indicó la ubicación a la cual el joven se dirigió. Luego se efectuaron averiguaciones en hoteles, bares, comisarías y centros médicos de la zona sin conseguir resultado, hasta que la mujer del centro de intercambio aportó la información de que el joven había sido visto en las cercanías del consulado brasileño.

Los oficiales se dirigieron al edificio diplomático y lo encontraron en compañía del vicecónsul. Luego lo acompañaron al Hospital “Juan Fernández” en donde se le realizaron chequeos médicos rutinarios y lo entregaron a la mujer mencionada previa autorización de la UFI y del levantamiento de la búsqueda.

El padre del joven que se trasladó a nuestro país, deseó conocer al personal policial perteneciente al Equipo 3 de Investigaciones de la Unidad Operacional de Control del Narcotráfico y el Delito Complejo I del Este abocado a la investigación, a quien agradeció profundamente por las tareas realizadas y el resultado obtenido.