El 7 de septiembre fue oficializado hoy como feriado en Catamarca en conmemoración del sismo que afectó la provincia en 2004, y será considerado como el Día del Milagro, ya que pese a la intensidad del terremoto no hubo víctimas fatales ni daños en edificios.

El feriado fue establecido con “la intención de agradecer a la Virgen del Valle por la protección recibida durante el terremoto ocurrido en la jurisdicción catamarqueña”, se indicó hoy en el Boletín Ofical sobre la conmemoración del 7 de septiembre de 2004