La infectada es una mujer chilena que llegó en un vuelo procedente de España. Antes había estado en Londres. Buscan a los pasajeros que viajaron con ella.

Una mujer chilena que estuvo en Londres llevó a Chile la nueva cepa del coronavirus que circula en Gran Bretaña, informó el martes la subsecretaria de Salud, Paula Daza. Por esa razón, el Gobierno decidió endurecer las restricciones en el país trasandino.

Se presume que esta variante del virus es mucho más contagiosa aunque no se ha comprobado, hasta ahora, que sea más letal.

Daza precisó que la mujer estuvo en Gran Bretaña y llegó a Chile en un vuelo de la aerolínea comercial Iberia procedente de Madrid el 21 de diciembre. Al día siguiente abordó una aerolínea local y viajó a Temuco, 700 kilómetros al sur de Santiago.

La mujer, cuya identidad no fue informada, fue internada en un hospital de su comuna, al igual que sus contactos estrechos.

Además, está siendo “vigilada en forma estricta por personal de salud”, al igual que sus contactos más estrechos, que fueron trasladados al hospital de su comuna.

Daza explicó que el caso fue detectado porque la mujer dio positivo el 23 de diciembre a un examen para detectar el virus tomado en el aeropuerto. Al saberse que había estado en Gran Bretaña, se usó una muestra para “identificar la variante… (que) es la misma encontrada en el Reino Unido”, añadió.

Chile cerró la terminal aérea el 20 de diciembre a todos los vuelos procedentes de Gran Bretaña y a los extranjeros que hayan estado en ese país en las últimas semanas. “Esta persona es una chilena que regresó a través de Madrid”, dijo Daza.

Las autoridades están buscando a todos los pasajeros que viajaron en el mismo vuelo hacia Temuco. Los pasajeros que viajaron desde Madrid con ella ya están identificados.

El gobierno de Chile dispuso, como medida transitoria, que desde el 31 de diciembre próximo, todos los chilenos y extranjeros que ingresan al país deben hacer una cuarentena de 10 días.

Esta noticia se conoció justo cuando las autoridades chilenas monitorean “día a día” la posibilidad de un segundo cierre de fronteras para evitar nuevos brotes de coronavirus, explicó hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand.

El funcionario aseguró que hasta el momento sólo existe una restricción de entrada al país a “personas provenientes del Reino Unido” y que en el caso de otras personas que vienen a Chile “la única puerta de entrada autorizada es el aeropuerto Arturo Merino Benítez” de Santiago.

El canciller también pidió “mantener al máximo las medidas como las que se tomaron en la Región Metropolitana”, en relación a la cuarentena que rige los fines de semana por el alza de casos, y llamó a las personas a “ser cautelosas, prudentes y mantener con rigor las medidas que se están adoptando”.

En las últimas 24 horas se reportaron 1.958 nuevos contagios y 45 muertos en Chile, según el último balance presentado por el Ministerio de Salud.

Fuente / Clarín