La directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta, anticipó que trabaja en una propuesta para igualar tope de ingresos para el pago de esa asistencia con el piso del impuesto a las ganancias.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) trabaja en una propuesta para ampliar la cantidad de trabajadores que reciben las asignaciones familiares. Lo confirmó la directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta.

La idea es asimilar el techo salarial del universo comprendido con el piso del impuesto a las ganancias. De esta manera, todos los hijos e hijas de los asalariados de una forma u otra recibirán algún beneficio. La funcionaria también se refirió al proyecto de Plan de Pago de Deuda Previsional y no descartó que la medida se aplique a través de un decreto, si es que el Congreso no lo discute este año.

“El objetivo principal para 2023 es recuperar el poder adquisitivo del salario, es una promesa que hicimos en campaña y todavía estamos en deuda. Tenemos que enfocar allí todos nuestros esfuerzos”, le dijo un ministro del gabinete nacional a este medio. La apuesta central apunta a que se pueda desacelerar la inflación y que de esta manera las paritarias y los ingresos de los trabajadores informales vayan por encima de los incrementos de precios.

Al margen de que las negociaciones colectivas serán el elemento decisivo, el Gobierno también cuenta con otras herramientas para mejorar los ingresos. En ese sentido, Raverta confirmó en diálogo con Radio 10 que está elaborando una propuesta para ampliar el universo de asalariados que perciben asignaciones familiares.

La medida se implementaría a través de una suba en el techo de ingresos que el organismo considera para el pago del beneficio. Actualmente es de $316.731 para el grupo familiar, mientras que el tope individual es $158.366. “Estamos trabajando en una propuesta que tiene que ver con empatar el techo de ingresos para recibir las asignaciones con el piso de ganancias”, detalló Raverta.

Si la iniciativa prospera, todos los hijos e hijas de trabajadores formales pasarían a recibir algún beneficio por parte del Estado. Ya que quienes pagan el tributo cuentan con una deducción y quienes están por debajo de ese piso recibirían el pago de la asignación. “Por las paritarias aumentan los salarios y el tope no ha sido modificado. Lo que nosotros decimos es que a esa franja de chicos y chicas que no perciben la asignación pero además están por debajo del piso de ganancias hay que darles una solución”, explicó la funcionaria.

La iniciativa también contaría con el apoyo del mundo sindical. Los gremios, especialmente el de Camioneros con Pablo Moyano a la cabeza, vienen pidiendo una revisión del techo salarial para los pagos complementarios de ANSES en función de la inflación. Incluso desde finales del año pasado hay diálogo con el Ministerio de Economía que estudió algunas propuestas al respecto.

No descartan un Plan de Pago de Deuda Previsional por decreto

En la misma entrevista, Raverta se refirió al proyecto de ley para establecer un Plan de Pago de Deuda Previsional. Hasta el momento, la oposición amenaza con no aportar el quórum en el Congreso si el oficialismo no desiste de avanzar con el juicio político a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia.

Los cálculos oficiales indican que unas 800.000 personas en edad de jubilarse podrían perder el acceso a la cobertura previsional si la iniciativa no se transforma en ley. En ese sentido, la directora ejecutiva de la ANSES, no descartó que la medida se aplique a través de un decreto. “Es algo que estamos evaluando, aunque no es sencillo. Seguiremos profundizando con creatividad e inteligencia para ver cómo hacemos. Es muy importante que podamos permitir que los argentinos puedan pagar su deuda y tener una jubilación”, sostuvo ante la consulta.