La Secretaría de Urbanismo e Infraestructura de la Municipalidad de la Capital, intensificó la ejecución de obras que modificarán notablemente las condiciones de vida de los vecinos, con avances muy esperados que pasan por la reforma estructural de diversos sectores, con impacto inmediato en los servicios.

La relevancia de los trabajos consiste en que además de embellecer sectores claves de la ciudad, apuntan a terminar con crónicos problemas como las inundaciones, y obedecen a una planificación realizada por los equipos técnicos a partir de la decisión del intendente Gustavo Saadi.

Eduardo Aden Monferrán, secretario del área, detalló que “estamos trabajando en la canalización del arroyo paralelo a la Avenida México, específicamente entre Avenida Virgen del Valle y Maipú. Son aproximadamente 250 metros de canal, que requieren de maquinaria pesada porque la obra implica un gran movimiento de suelo”.

Ese paso, señaló, “es necesario para continuar la obra de costanera que viene desde el centro, y agregar un tramo más hasta Avenida Virgen del Valle. Además se realizarán cordones cuneta y cloacas, para poder asfaltar la calle paralela al canal en Parque Norte”.

“Con esto solucionaremos un gran problema de los vecinos, que veían sus casas inundadas y la calle intransitable en cada lluvia de verano, debido a que se realizó una calle-canal que viene del Norte, la cual conduce un importante caudal de agua de lluvia”, comentó el ingeniero Aden Monferrán.

“Con el excesivo caudal de agua ‘explotaba’ en este canal, que se rompía, y la situación afectaba también la calle hacia el Norte y la Avenida México. Esto se corregirá definitivamente, y pasaremos a tener una costanera con un hermoso Parque Lineal, que correrá sobre el margen del arroyo y la Avenida México en toda la zona de intervención”, añadió.

Más trabajos

El secretario informó también que se sigue avanzando en la obra de Avenida Virgen Del Valle y Belgrano, con tareas de hormigonado frente a plaza del maestro. Se trata de un tramo que rompió la empresa de agua para hacer el by pass hacia la calle Perú, que soluciona un viejo problema de desborde de aguas servidas en la cámara que se encuentra en ese lugar.

Con respecto a los grandes caños que se ven en la zona, Aden Monferrán aclaró que “esos caños no son parte de la obra de la rotonda Güemes, sino que pertenecen a la obra de desagües pluviales, muy pedida por los vecinos, para evitar que el agua que corre por la Avenida Arturo Illia entre al predio del Hospital Interzonal San Juan Bautista”.

Hace unos años ese inconveniente provocó que se detectaran daños en el tomógrafo del nosocomio, de manera que ahora se va a tomar la conexión “antes de la rampa de ingreso al hospital para evitar que se repitan estos problemas”.

“Quedará pendiente la obra para tomar el agua que corre por la calle Julio Herrera, pero se dejará previsto un punto de conexión, con lo cual vamos completando trabajos hacia una solución definitiva”, concluyó.