Jair Bolsonaro.

El presidente de Brasil reunió a sus seguidores a un año de las elecciones presidenciales.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que “sólo Dios” lo va a sacar de la presidencia y que nunca lograrán llevarlo preso.

Lo hizo durante un discurso ante miles de personas en San Pablo, en el cual volvió a levantar el fantasma de un fraude electoral para los comicios presidenciales del año que viene.

“Les digo a los canallas que nunca seré preso”, dijo Bolsonaro, que cargó contra el juez de la corte Alexandre de Moraes, que investiga acciones golpistas contra la democracia del movimiento bolsonarista, y contra el titular del Tribunal Superior Electoral (TSE), Luiz Barroso.