Escuela EPET N°7, con varias falencias, también fue parte de los reclamos estudiantiles de los últimos días.

Padres, docentes y alumnos están visualizando públicamente, el estado de abandono de la escuela ubicada en Av. Belgrano esquina Alem. Ventiladores rotos, techos que se caen a pedazos, pizarrones destruidos, pasto hasta la altura de la rodilla, baños inutilizables, falta de luz, de bancos y de limpieza. 

Se trata de una escuela de enseñanza técnica, con dictado de clases en doble turno. Denuncian que las autoridades del establecimiento “no hacen otra cosa que lavarse las manos”.

Reclaman al Ministerio de Educación Provincial que se ocupe de poner en condiciones las instalaciones. Indicaron que la refacción que se hizo este año sólo consistió en pintar la fachada del edificio.

La situación se está visualizando también a través de las redes sociales, donde se expone en amplitud la situación que apena a la comunidad educativa de la EPET 7:

“Estas son las condiciones de la escuela “JOSÉ ALSINA ALCOBERT” (EPET N°7). Primero que nada, a las mujeres nos obligan a ir de pantalón largo, los ventiladores todos rotos, pizarrones rotos, techos de aulas que se caen a pedazos. Hay chicos que van turno vespertino: llega la hora 20:00 y el patio y el salón ya no tienen luz. El pasto que hay nos llega a las rodillas. Puertas rotas, aulas sin puertas, baños rotos. El baño de varones, ni baño es. Parece baño de cárcel. El baño de mujeres, todos los inodoros rotos. Falta de limpieza en cursos, aulas y baños, lo peor de todo”, detalla el posteo en una cuenta de la red social Facebook. 

Agregan que: “arreglan un ventilador y el olor a quemado que hay después en la institución nos genera dolor de cabeza. Los profesores tienen que andar poniendo de su bolsillo para poder comprarse un ventilador. Hay profesores que son mayores y no pueden estar con este calor porque se descomponen. Las paredes y sillas nos manchan los uniformes. En diciembre del año pasado nos hicieron terminar semanas antes por “refacciones”. No hubo más refacción que pintar la escuela por afuera. Todo lo demás sigue igual”, aseguran.

“Es una escuela técnica, por lo cual los alumnos tienen que ir mañana y tarde a los talleres. Esos días los profesores también reniegan porque no hay aulas.”

“Los directivos lo único que hacen es lavarse las manos. Nunca hacen nada. La directora nunca está en la institución cuando se la necesita. Es más, es tan antipática que ni saluda a los alumnos, profesores y demás personas que conforman la institución”.