A las 19:30 de ayer, por requerimiento del Comando Radioeléctrico, efectivos de la Comisaría Quinta, en colaboración de personal de la Dirección de Inspección General de la Municipalidad de la Provincia, se hicieron presentes en la Avenida Gob. Galíndez, a la altura del barrio 920 viviendas, y procedieron a la clausura de una cancha de paddle, en virtud que los responsables del lugar habrían incumplido el protocolo establecido para evitar la propagación de la enfermedad del Coronavirus, por lo cual se labraron las actas de rigor.

Foto / Ilustrativa