Tras el derrumbe, se activaron todos los protocolos para el rescate de los mineros atrapados en un lugar que además, se inundó en las últimas horas.

Al menos 20 mineros quedaron atrapados por el derrumbe en una mina de oro del municipio de Neira, del departamento colombiano de Caldas, donde las autoridades activaron los protocolos para este tipo de siniestros.

El director de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Juan Miguel Durán, aseguró que fue activado el protocolo de atención de emergencias por el accidente, que sucedió en una mina subterránea donde se estiman que quedaron unos 20 mineros atrapados.

La Secretaría de Medio Ambiente de Caldas detalló que el deslizamiento sucedió en la aldea El Bosque. “De acuerdo con información preliminar de autoridades podrían estar atrapados mineros en la zona. El equipo de Bomberos se desplaza al sitio de la emergencia”, expresó ese organismo en sus redes sociales.

La emergencia, detallaron a la agencia EFE autoridades de la región, es atendida por los bomberos de la localidad de Irra, en el vecino departamento de Risaralda, que está más cercana a la zona del accidente que la cabecera municipal de Neira.

Igualmente a la zona se desplazan los organismos de socorro, el Ejército, la Policía y funcionarios de la Alcaldía de Neira, un municipio cafetero que está enclavado en la Cordillera Central colombiana.

Los socorristas llevarán a la zona motobombas para sacar agua de la mina que al parecer se inundó porque está ubicada muy cerca del río Cauca, el segundo en importancia de Colombia.