Buscará abastecer con gas el boom de minas de litio en el norte del país. Una comitiva de la Unión Europea visita Argentina para buscar oportunidades de inversión en agregado de valor.

La empresa TGN (Transportadora Gas del Norte) presentó ante más de 100 empresas e inversores europeos el proyecto “Vicuñas”. Se trata de un gasoducto de 300 kilómetros que planean poner en funcionamiento en 2026 para abastecer el boom de las minas de litio en el norte argentino, entre las que se encuentran las minas instaladas en la Puna catamarqueña.

Gastón Fourmentel, jefe de desarrollo de negocios de TGN, presentó el proyecto este lunes en el seminario europeo sobre la cadena de valor del litio, que organizó el Centro Argentino de Ingenieros. Fue realizado en el marco de la visita de una misión de la Unión Europea, liderada por Felix Fernández Shaw, director para América Latina y Caribe de la Comisión Europea. El objetivo es cómo lograr una sinergia entre gobiernos nacionales, provinciales, empresas y bancos para agregar valor al mineral.

“Hay una necesidad de abastecimiento de energía en el Triángulo del Litio que al día de hoy no está resuelta”, afirmó Fourmentel. El gasoducto “Vicuñas” fue diseñado por la compañía en el año 2018 con el objetivo de “resolver los problemas de abastecimiento”. Actualmente existen en Argentina 3 proyectos en producción de litio, pero hay 6 en construcción, que podrían multiplicar por 7 la producción de litio de cara al 2026.

Fourmentel mostró ante una sala de más de 100 personas un mapa del recorrido del gasoducto: tendrá 304 kilómetros, un diámetro de 12-16 pulgadas, el recorrido de la traza abarcará 3 provincias y atravesará 10 salares, entre los que se encuentran Olaroz, Cauchari, Pozuelo, Rincón, Centenario Ratones y el salar del Hombre Muerto. Esto significa que irá desde Susques, provincia de Jujuy, atravesará Los Andes en Salta y terminará en Antofagasta de la Sierra, en Catamarca.

“Hay 17 proyectos en construcción y recibimos manifestación de interés por 3,9 millones de m3. Por eso nos planteamos cómo abastecer esa demanda. Para 2026 este proyecto puede ser una realidad y nos aseguramos reducir la huella de carbono”, planteó el ejecutivo de TGN. Es que si bien hay diversas ideas sobre abastecimiento energético, como una línea eléctrica, o pequeñas plantas de GNL, la estrategia de la compañía es “cómo aprovechar la ventana de oportunidad” de la manera más rápida posible. Actualmente, la matriz energética argentina es abastecida en un 50% por gas natural, y TGN transporta el 20%.

Sobre el cronograma de la compañía, Fourmentel contó que hace un año lanzaron el proyecto, en octubre del 2022. En enero de este año firmaron la carta de intención con 17 compañías de interés. En marzo realizaron una segunda recorrida de la traza para hacer un relevamiento y validar las 3 zonas potenciales para plantas de GNL en pequeña escala, para abastecer a proyectos que no están tan cerca de la traza.

Luego, en julio crearon la sociedad Gasoducto Vicuñas SAU, en agosto realizaron el pedido de concesión de transporte de hidrocarburos y en septiembre estuvieron junto a autoridades provinciales. Para el 2024 esperan firmar contratos de transporte para que el proyecto “tome forma, y en base a quienes reserven capacidad, hacer el ajuste final al proyecto”, lo que implicará la compra de materiales, los permisos de paso, la movilización de equipos y finalmente la construcción. “Esperamos habilitarlo en un plazo menor a 2 años”, concluyó Fourmentel.