El joven está imputado de tres hechos de violencia de género: dos por “lesiones leves calificadas por mediar relación de pareja” y un hecho de “lesiones graves calificadas por mediar relación de pareja”. En marzo pasado fue dejado en libertad por el juez de Control de Garantías N° 2, José Antonio Carma. El fiscal de la causa, Mauricio Navarro Foressi, y la parte querellante apelaron esa resolución.

La primera denuncia se realizó en marzo de 2017 pero meses después la denunciante pidió por su libertad. En ese momento la fiscalía le imputó el delito de “lesiones leves”, pero tras un nuevo informe médico solicitado debido a que la víctima no se recuperaba, la Fiscalía resolvió agravar la imputación y convocó nuevamente a Vega Modotti para indagatoria en julio. El joven no se presentó y en ese ínterin fue protagonista de un nuevo episodio de violencia en contra de otra joven.

Por ese último hecho y la no presentación en la indagatoria Navarro Foressi ordenó su detención y fue localizado tras un mes de búsqueda, el 3 de agosto, en una clínica de la ciudad de Salta. Fue trasladado al Servicio Penitenciario de Miraflores. En noviembre, el Tribunal de Alzada le dictó la prisión preventiva.

Nuevo hecho

Una semana atrás Vega Modotti estuvo involucrado en un nuevo episodio de violencia.

El incidente había ocurrido en calle Ayacucho al 500 en donde se trenzó a golpes de puño con otro de apellido Gordillo (28) por lo que terminaron dañando el vidrio de una de las puertas de un auto Fiat Palio, lo que le provocó cortes a dos niñas de 3 y 5 años.

Ambos revoltosos fueron arrestados en la Comisaría Quinta pero horas más tarde fueron dejados en libertad.