Comparte!

Desde hace algunos días, las góndolas de los supermercados tienen menor cantidad de stock y de variedad de marcas de leche, según denuncian supermercadistas y asociaciones de defensa del consumidor.

El sector empresario supermercadista informó que “hubo problemas de entrega”, pero aseguraron que no se trató de un problema “grave”.

Por su parte, el sector lechero identifica dos razones principales que explican la menor llegada de productos a las góndolas. Una tiene que ver con las inundaciones en Santa Fe en los primeros días del año, lo que terminó afectando la producción y la oferta. Mientras que por otro lado, hablan de una cuestión estacional. En ese sentido, explican que el punto alto de actividad del sector se da entre la primavera y los primeros días de verano y cae en enero y febrero.

El presidente del Centro de la Industria Lechera, Miguel Paulón, explicó que “existe una cuestión estacional. La leche tiene un ciclo que implica una sobreoferta hacia la primavera y luego la producción desciende. Ese ciclo se empieza a corregir entre marzo y abril”.

En tanto, el director de Consumidores Libres, Héctor Polino, aseveró que en las recorridas habituales que realiza esa organización para relevar precios, registró que “hubo escasez de lácteos” y que vieron “menos marcas y de las que había, menos unidades de lo normal”.

Polino además apuntó que, simultáneamente, los precios de la leche se actualizaron con más velocidad que otros productos en los últimos días.