El mundo futbolero del interior del país, conmovido en las últimas horas con la noticia de que la Policía Federal, detuvo al presidente del Club Sportivo Belgrano de Córdoba, Pablo Esser, investigado por liderar una banda delictiva dedicada al narcotráfico y lavado de dinero.

La información fue adelantada por el medio La Voz de San Justo, que informó que junto al directivo futbolístico cayeron otros allegados, algunos vinculados directamente a la institución de la ciudad de San Francisco.

Fueron unos seis meses de investigación iniciada a partir de denuncias anónimas, hasta que la Policía Federal detuvo a Esser.

El fiscal federal de San Francisco, Luis María Viaut, lo investiga por supuestamente liderar una organización que se dedicaría a la realización de distintos delitos, con la venta de cocaína a la cabeza.

En la causa se nombran otros ilícitos como lavado de activos y emisión de facturas truchas. Además del domicilio del detenido, los efectivos allanaron su financiera donde se habrían expendido préstamos y se realizarían compra y venta de dólares.