Comparte!

Al cumplirse 9 años de la sanción de ley nacional 26618 denominada “matrimonio igualitario”, la diputada Adriana Díaz (PI), destacó la importancia de esta norma en materia de derechos humanos e igualdad. Desde la sanción de la Ley, en Catamarca, se casaron 59 parejas homosexuales.

“En lo concreto, esta ley otorgó derechos fundamentales a todas las familias, sin distinción de orientación sexual e identidad de género, y comenzó a barrer con la discriminación que se ejercía desde el propio Estado. En lo simbólico, inauguró un paradigma -que continuó con la ley de identidad de género y el nuevo Código Civil, entre otros- que colocó al colectivo de la diversidad sexual, finalmente como un actor político y social”, señaló la legisladora.

Asimismo, contó que hasta el momento en el Registro Civil en la provincia se casaron 59 parejas diversas.

“Esta Ley significó un trabajo por la justicia social, la igualdad y la ampliación de derechos, que debemos seguir profundizando para la construcción de una sociedad más plural y equitativa. Es tarea de todos seguir fomentando y apoyando políticas públicas para que la diversidad sexual no sólo sea legalmente reconocida, sino también socialmente e institucionalmente valorada”, destacó.

La Ley de Matrimonio Igualitario fue sancionada el 15 de julio de 2010, a partir de la campaña nacional por la igualdad jurídica lanzada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Trans, bajo la consigna «Los mismos derechos, con los mismos nombres». Argentina, de esta forma, y pese a las catástrofes que se vaticinaron por parte de los sectores conservadores que se oponían, se convirtió en el primer país latinoamericano en avalar el casamiento entre personas del mismo sexo y décimo en el nivel mundial.