Comparte!

La Cámara de Diputados Catamarca aprobó, por mayoría en su décima cuarta sesión ordinaria, que presidió el diputado Fernando Jalil, su profunda preocupación por la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de suspender el decreto N° 209/2009, de distribución del Fondo Federal Solidario, conocido como Fondo Sojero. Solicitó al Congreso Nacional arbitre las medidas necesarias que garanticen a la provincia de Catamarca la compensación por la pérdida de recursos que genera la eliminación del mencionado fondo.

El instrumento insta al gobierno provincial y municipales, incorporar en la aprobación de los presupuestos para el 2109, recursos destinados a obras de infraestructura para los municipios.

Los diputados trataron sobre tablas dos proyectos que, en este sentido, presentaron por un lado los diputados Fernando Jalil, Sergio A. Saracho, Luis Alejandro Saadi y Hugo Navarro; y una iniciativa de la diputada Mónica Zalazar. El tratamiento originó un extenso y encendido debate por parte de los legisladores, que dejaron sentado las diferentes posturas.

Para abordar sobre tablas ambas iniciativas, el cuerpo debió votar su aprobación o rechazo. Un total de 28 diputados votaron afirmativamente, 10 por la negativa y hubo 3 ausentes. Se opusieron a su tratamiento a través de votación nominal, los diputados Rubén Manzi, Paola Bazán, Enrique Cesarini, Macarena Herrera, Carlos Marsilli, Carlos Molina, Marisa Nóblega, Verónica Rodríguez, Gustavo Sosa y Francisco Monti. En la votación del texto consensuado de la declaración, los diputados votaron en igual sentido. 28 en forma positiva y 10 en forma negativa.

Debate

La diputada Mónica Salazar durante la fundamentación del proyecto, recordó que el Fondo Federal Solidario provenía del 30% de los montos efectivamente recaudados en concepto de derechos de exportación de las exportaciones de granos de soja y el 27% de harinas y aceites de soja, que eran repartidos entre las provincias, a los municipios y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Dijo que cuando fue creado, “la situación del país no era diferente a la que estamos viviendo actualmente, con la discrepancia que en ese momento la Nación propugnó fortalecer el sistema federal y propiciar un desembolso de dinero para las Provincias y Municipios con destino solidario para financiar obras que contribuyan a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en ámbitos urbanos o rurales y no caer en recortes desmedidos que afectan a los más humildes. Hoy, la Nación por el contrario, está acatando ideas distintas, a través de recetas de organismos Internacionales que se transforman en medidas que generan perjuicios para nuestro pueblo”, enfatizó.

“Hay que dejar de lado intereses partidarios y ponernos al lado de cada Intendente que por medio de este financiamiento, mejoraba la vida de sus vecinos”, indicó.

Preocupación

La diputada Analía Brizuela mostró su preocupación también por la medida nacional y mencionó algunos de los aspectos que dieron origen al mencionado fondo, como así también la reglamentación en torno al mecanismo de reparto.

“Seamos libres para defender los intereses de nuestra Catamarca sin importar las banderías políticas o intereses individuales”, enfatizó la legisladora. Llamó al diálogo y a realizar todos los esfuerzos para rever las medidas de ajuste que afectan a los catamarqueños y argentinos.

Dijo estar en contra y “muy preocupada” por las medidas de ajuste implementadas por el gobierno nacional al que acompañó, que violentan las economías regionales, a las provincias y los municipios.

También en este sentido se expresó el diputado Sergio Saracho a la vez que dijo que el sector de la Renovación Peronista no puede estar ajeno a esta medida injusta y arbitraria.

Indicó que el Gobierno Nacional tiene una “mirada sesgada para los provincias” y que “se olvidaron lo que predicaron en campaña, de llevar adelante el federalismo”.

El legislador felicitó a Brizuela porque según dijo, en su persona prevalece el sentido común al expresarse como lo hizo, aun cuando acompañó a la actual gestión de gobierno a nivel nacional. También a los diputados de la oposición que permitieron que se trate el proyecto de declaración de rechazo y a los intendentes, tanto oficialistas como opositores, que han levantado su voz en defensa de este fondo. “El fondo no es un capricho”, aseguró.

Instó a los legisladores nacionales en tanto, a utilizar las herramientas legislativas necesarias a fin de impedir este tipo de medidas.

El diputado Francisco Monti reconoció que la pérdida del Fondo Sojero representa un golpe a las finanzas públicas, pero señaló que “la situación económica es dura y difícil y en ese marco se ha adoptado esta decisión”.

“Trabajar con medias verdades, no ayudan a nada”, indicó el legislador a la vez que sostuvo que hay que “sincerar la situación en la que estamos”.

Por su parte, la diputada Verónica Rodríguez, también dijo que “las manifestaciones que se hacen en este recinto, no van de la mano de las acciones que se adoptan”. Habló de “circo” en referencia a este tema. Se ofreció a gestionar ante Nación, los recursos para concluir la obra del Hospital de Niños, uno de los temas mencionados durante el debate.

Compensación

La diputada Marita Colombo dijo que su sector aceptó el debate de este tema porque sigue una línea de coherencia y mencionó que, en oportunidad del tratamiento del Pacto Fiscal, planteó la oposición a la eliminación del Fondo Solidario. “Pero eso no nos impide apelar a la responsabilidad política de todos los sectores, en el interés que nos une como catamarqueños y argentinos”, mencionó. “Busquemos la manera, no desde la trinchera, de proponer una solución que venga a restituir aunque sea parcialmente los fondos que van a dejar de ser recibidos por la derogación del Fondo Federal Solidario”, dijo.

Medida injusta

El diputado Ricardo Aredes dijo que la medida es injusta y afecta sobremanera a la provincia y enfatizó que su rechazo, no forma parte de ningún circo. Se refirió al incremento de la coparticipación pero dijo que también que es parcial si se toma solo esta variable de análisis. “No podemos analizar el periodo que nos conviene”, señaló el diputado y aclaró que ese incremento de recaudación se ha generado en los sectores que se han visto con la política nacional y que ello, no es lo que ha sucedido en la provincia. También habló de la recesión pronosticada para este semestre e indicó que la eliminación del fondo fue algo “imprevisto”. “Las provincias no han participado en la negociación con el Fondo Monetario”, aclaró y dijo que la eliminación del fondo es una de las consecuencias de la mala y deficiente planificación económica, del Gobierno Nacional.

La diputada Paola Bazán dijo que “el repudio no tendría razón de ser, si no nos hubiesen dejado un país desordenado, económicamente y financieramente destruido, o tuviésemos a disponibilidad los 36 mil millones de pesos que se robaron en coimas”.

Visión centralista

A su turno, el diputado Hugo Ávila, respaldó el repudio y dijo que es un “avasallamiento más a los derechos que tiene la provincia y los municipios”. Criticó la “visión centralista”, de Nación, y habló de una “lógica del ajuste sin fin”.

El diputado Carlos Molina indicó que seguramente “cuando alguien nos quita plata que creemos que es un derecho, ponemos el grito en el cielo”, pero dijo que el Fondo Sojero pretendió “ser un sana, sana”, mientras no se le otorgaba a las provincias lo que le correspondía. Propuso la modificación de la Ley de Coparticipación, de modo de elevar el porcentaje que se coparticipa a los municipios, con un monto fijo destinado a obras de infraestructura.

Inconveniente constitucional

El diputado Augusto Barros manifestó que el decreto de necesidad de urgencia que elimina el Fondo Sojero, presenta un “inconveniente constitucional”. Señaló luego que Nación empieza a incumplir con la medida, el Pacto Fiscal, rubricado con las provincias. “El Gobierno Nacional es centralista para las ganancias y federalista para las pérdidas”, ironizó.
El diputado Rubén Manzi durante su alocución, dijo que se relativiza las consecuencias de la corrupción en el país. “Que se quite algún recurso no es bueno, pero tampoco es bueno que se omita la verdad”, dijo el legislador a la vez que indicó que tampoco es bueno que se pretenda “tapar las propias falencias”.

La diputada Cecilia Guerrero sostuvo que cuando se planteó el rechazo en labor parlamentaria, se lo hizo en función de los intereses de la comunidad, por lo que significa esta medida. Dijo que la quita de recursos para la provincia y los municipios “es una preocupación legítima”, y que la misma fue producto de una decisión unilateral e intempestiva.

La legisladora aclaró que “no estamos hablando de recursos que le pertenecen a una alianza electoral u otra, sino que han sido presupuestados para financiar obras de los diferentes municipios de la provincia”, y perteneciente a los diferentes sectores políticos. Sin embargo señaló que en el debate se introdujeron algunas cuestiones que no podían ser dejadas de lado, se refirió a ello, a la vez que criticó las medidas de ajuste interpuestas por Nación.

Guerrero dijo que el ajuste que el gobierno nacional “pretende hacer caer en las espaldas de las provincias argentinas, va a ser mucho mayor y va a exceder lo que ya hemos perdido las provincias”, con el decreto de eliminación del Fondo Sojero.

El diputado Luis Lobo Vergara dijo que la sociedad argentina está dividida y que, “en el medio, están quienes van a resolver las mayorías en la próxima elección”.

Sostuvo que “entre todos debemos trabajar para fortalecer las instituciones de la República”. Indicó que se plantea que las medidas del nivel nacional son intempestivas, pero que sin embargo se discutió seis meses el Pacto Fiscal con las provincias, cuando la Provincia dio un plazo de 30 días a las comunas, para que adhiera al Pacto Municipal. Mencionó que el sector político que representa, administra 14 municipios en la provincia y que por ello han querido dar el debate hoy en la Cámara baja.

Aclaró que su bloque adhiere a la expresión de preocupación de la eliminación del Fondo Sojero.