El Senado dio sanción definitiva al proyecto de Ley iniciado por el senador por Capital Maximiliano Brumec, y remitido por la Cámara de Diputados con media sanción en revisión, por el cual se da disolución a la Caja Forense de la Provincia de Catamarca.

El artículo 5 de la Ley N°5663 expresa que, “a partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente Ley cesa la obligatoriedad de cumplir con los aportes, contribuciones y demás deberes de los abogados y procuradores obligados con la Caja Forense, salvo las deudas devengadas por cuota social impaga durante el periodo de existencia de la entidad”. Y, en su artículo 6, reza: “Las competencias que pertenecían a la Caja Forense, podrán ser asumidas por el Colegio de Abogados, previa aprobación de la comisión directiva vigente”.

En su fundamentación, se aclara que la normativa en cuestión, que fue promulgada el 3 de octubre del 1974, y cuyos propósitos esenciales eran extender a los abogados y procuradores los beneficios de la seguridad social y la cooperación mutua, “no ha logrado su cometido, pues las asistencias sociales son acotadas, no habiéndose otorgado desde su nacimiento beneficio jubilatorio a sus afiliados. Además, la división de recursos establecida entre los socios, no se hizo efectiva”.