La línea de créditos con tasas bonificadas por el Gobierno provincial, estará destinada a micro, pequeñas y medianas empresas de Catamarca.

El gobernador Raúl Jalil firmó esta mañana un convenio con el presidente del Banco de la Nación Argentina, Eduardo Hecker, mediante el cual se lanzará una línea de créditos con tasas bonificadas por el Gobierno provincial, destinada a micro, pequeñas y medianas empresas de Catamarca.

En el mismo acto el intendente de la Capital, Gustavo Saadi, y su par de Valle Viejo, Susana Centeno, rubricaron respectivos acuerdos por los cuales el Banco Nación se sumará como agente financiero de estos municipios.

También estuvieron presentes la ministra de Hacienda Pública, Alejandra Nazareno; la gerente general del Banco Nación, María Barros; el director del Banco Nación, Francisco Mercado; la gerente zonal, María Nur; el ministro de Agricultura de Nación, Luis Basterra, y el subsecretario de Relaciones Fiscales y Programación de la provincia, Rodrigo Carrizo.

A partir de esta nueva línea, en una primera etapa, el Banco Nación destinará $1.000 millones en créditos y el Gobierno de la provincia bonificará con un esfuerzo propio tasas de entre el 10% y el 50% en los primeros 12 meses si es para capital de trabajo y en los primeros 36 meses si es para inversión, generando condiciones para que las empresas puedan acceder al crédito para actividades productivas.

Los destinatarios son MIPYMES del sector agroindustrial ganadero como avícolas, apícolas, ganadera, porcina, vitivinícola, frutihortícola, aromática, tabacalera. También podrán ser incluidas pymes de agroindustria, construcción, obras hídricas y para adquisición de maquinarias agrícolas, entre otras.

Esta operatoria fue gestionada por el Gobierno de Catamarca, a través del Ministerio de Hacienda Pública, con el objetivo de atender las necesidades productivas locales e imprimir un fuerte impulso a las actividades agropecuarias para activar las economías regionales.

El gobernador Raúl Jalil sostuvo que “esta operatoria que se pone en marcha desde el Banco Nación, a partir de la gestión de nuestro gobierno, en un esfuerzo financiero de importancia que bonificará las tasas de financiación entre un 10% y un 50%. Es fundamental apuntalar con políticas de Estado créditos a tasas subsidiadas”, dijo. E invitó a los empresarios a “que vengan a invertir a Catamarca con esta herramienta fundamental”.

El director del BNA, Eduardo Hecker, expresó: “Cuando uno pensaba años atrás en los procesos de igualdad en la distribución del ingreso, en la inclusión social y económica, la inclusión financiera no era un tema. Sólo lo era para una parte de la sociedad y hoy ha dejado de ser así. La inclusión financiera no es una cuestión secundaria ni un lujo, sino una necesidad”, afirmó.

Luego, Hecker enfatizó que “nuestros productores, monotributistas, nuestros pequeños y medianos empresarios, aquellos que reciben planes sociales, necesitan de los sistemas de bancarización e inclusión financiera y es un gusto firmar estos convenios que tienden la mano para tener mayor inclusión financiera”.

Además, aseguró que “se avanzará en lo que el presidente indicó como el círculo virtuoso de producción y trabajo y mejorar la distribución para salir de las condiciones que generó la pandemia, pero también de las condiciones en las que se recibió el país”.

Por su parte, Francisco Mercado destacó que estos convenios con los municipios “permitirán la inclusión financiera de mucha gente que hoy estaba marginada del sistema financiero, potenciales consumidores a los que sí les otorgan las herramientas financieras se les da autonomía para que puedan hacer crecer nuestra economía y potenciar todo lo que se desarrolló como por ejemplo con el programa Días de Ensueño”.