Luego de distintas tratativas y encuentros entre los máximos representantes del fútbol argentino y el Gobierno, finalmente se confirmó la autorización para la vuelta de la actividad en todas las categorías. Ahora serán la AFA y la Liga Profesional las que deberán determinar la fecha de regreso.

Si bien en un principio Claudio “Chiqui” Tapia y Marcelo Tinelli, presidente de la AFA y la Liga Profesional, respectivamente, habían señalado que la fecha tentativa sería el 23 de octubre, aún resta la confirmación.

Además, el comunicado oficial permite a los distintos planteles entrenarse y concertar partidos amistosos sin autorización previa, en lo que sería un regreso más intenso de cara a la competencia oficial.

La resolución lleva la firma del Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero y en su primer punto se indica que quedan exceptuados “del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y de la prohibición de circular, en los términos de la presente decisión administrativa, a las personas afectadas a los entrenamientos en grupo de los planteles profesionales de los clubes de la AFA (desde la primera A a la C, el federal A y la primera A del fútbol femenino), y a la realización de partidos amistosos entre ellos”.

“Las actividades autorizadas en el artículo 1 deberán darse de acuerdo con el protocolo denominado REINICIO DE LA ACTIVIDAD FUTBOLÍSTICA, aprobado por la autoridad sanitaria nacional.

Dicho protocolo es susceptible de ser adaptado según la dinámica de la situación epidemiológica”, se indicó en el artículo 2.

Además, el Gobierno aclaró que “en todos los casos se deberá garantizar la higiene y, cuando correspondiere, la organización de turnos y los modos de entrenamiento deportivo que garanticen las medidas de distanciamiento necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19”.