Comparte!

El intendente Raúl Jalil, junto a los secretarios Hernán Martel y Eduardo Niederle, y el concejal Maximiliano Mascheroni, recorrieron barrios de la zona norte de la ciudad para relevar la situación general tras el temporal registrado el viernes por la tarde.

La zona más afectada por las lluvias se encuentra en el cuadrante ubicado entre avenida Virgen del Valle, avenida México y calle Abel Delgado.

El jefe comunal dialogó con los vecinos y recorrió las calles afectadas para relevar problemas, y se acordó una reunión para el próximo martes a las 7.30 de la tarde con los vecinos para avanzar con las primeras soluciones.

Puntualmente, se analizan las posibilidades de construir desagües pluviales que desemboquen en el arroyo de avenida México, lo cual demandará además la realización de obras de agua y cloacas previas.

“Hace más de 20 años se tomaron decisiones que influyen sobre el nuevo ejido urbano de la ciudad. En la zona norte, en paralelo a la avenida Sagrada Familia, se construyó un muro que desvío arroyos y canales naturales, y es un problema que ahora aflora con el cambio climático y el crecimiento de la ciudad. Lo vamos a solucionar, pero antes tenemos que realizar los estudios necesarios para que las decisiones que tomemos sean duraderas y no afecten a otros barrios de la ciudad”, aseguró el intendente Jalil.

Por otro lado, el jefe comunal explicó que se ampliarán los desagües de la esquina de avenidas Legisladores y Belgrano, y los desagües de avenida México antes de llegar a Maipú Norte.

Sobre este último punto, el secretario de Obras Públicas señaló que hay propiedades privadas que se encuentran ubicadas prácticamente sobre cauces de arroyos, lo cual genera problemas para que funcionen adecuadamente los desagües y las vías naturales de escurrimiento de aguas pluviales.

Inspectores de la secretaría de Modernización notificaron a un vecino sobre la invasión del espacio destinado a desagües, razón por la cual en las próximas jornadas se iniciarán trabajos de rotura de veredas para rediseñar los canales.

En este sentido, los funcionarios del gabinete municipal volvieron a pedir a la comunidad que no arroje basura en las calles de la ciudad ya que los residuos taponan los desagües e impiden el correcto escurrimiento de las aguas pluviales.