El referente elaborado por el banco JP.Morgan trepa 21 unidades, hasta los 1.509 puntos básicos, el nivel más alto desde septiembre, fecha en la cual se selló la reestructuración de la deuda externa.

El riesgo país alcanza este lunes su nivel más alto desde que se cerró el canje de deuda externa en septiembre, debido a que continúa la venta de bonos por la incertidumbre reinante sobre el futuro de la economía del país.

El índice elaborado por el banco JP.Morgan trepa 21 unidades hasta los 1.509 puntos básicos y supera tanto el máximo intradiario de 1.503 unidades anotado el 30 de octubre como el máximo de cierre de 1.497 puntos básicos marcado la semana pasada.

Cabe recordar que el 10 de septiembre, luego de conocerse una adhesión cercana al 99% de la oferta de reestructuración de deuda presentada por Argentina, el riesgo país retrocedió más de 1.000 puntos hasta los 1.083.

El incremento de esta jornada se da ya que los bonos soberanos exhibieron caídas de hasta 1,2%, pese a rentabilidades en el orden del 17% al 19% en dólares, siendo de los activos más baratos del mundo.

“La volatilidad se mantiene en el mercado local, donde el panorama no se modifica. La paciencia de los inversores es poca y los precios de los bonos soberanos en dólares no logran hacer piso, con paridades que continúan por debajo del 40%”, reportó la consultora Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Acotó que “en esta línea, ya los acreedores extranjeros comenzaron a marcar la cancha a través de un comunicado donde ponen foco -y como primera necesidad- en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional”.

“Los bonos vinieron sufriendo muchísimo en las últimas semanas -en realidad, meses-, y en este marco, el acuerdo por sí solo (con el FMI) no serviría para una recomposición sostenida de los precios. En otras palabras, el acuerdo es condición necesaria, pero no suficiente para ayudar a la recuperación de los activos argentinos”, advirtió PPI.