El capitán de la Selección argentina, Lionel Messi, despidió ayer a Diego Maradona, quien falleció a los 60 años a raíz de un paro cardíaco, y señaló: “Nos deja, pero no se va por que Diego es eterno”.

“Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja, pero no se va porque el Diego es eterno”, escribió Messi en un mensaje que dejó en su cuenta oficial de Instagram.

La “pulga” posteó una foto con Maradona, quien lo dirigió en la Selección Argentina en el Mundial de Sudáfrica 2010.

“Me quedo con todos los momentos lindos vividos con él y quería aprovechar para enviarle el pésame a toda su familia y amigos. QEPD”, afirmó “La Pulga”.

La comparación entre Maradona y Messi siempre estuvo en la discusión, pero el propio Diego evitó las comparaciones y hasta incluso pidió en muchas ocasiones que dejen “tranquilo” al actual capitán argentino.