Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves al mediodía un paquete de medidas referidos a las licencias por paternidad que beneficiarán a los empleados públicos porteños.

Las licencias de progenitores no gestantes -que dejarán de denominarse “por paternidad”- se les aumentará de 10 o 12 a 15 días seguidos. Pero también se le agregará una licencia de 30 días corridos que se podrá tomar en el primer año de vida del hijo.

De este modo, la licencia será de 45 días corridos pero si la madre también es empleada pública podrá transferir durante los últimos 30 días esas jornadas de licencia a su pareja, elevándola a 75.

En el caso de adopción, habrá un sistema que aumentará la que contempla 90 días si se adopta un chico de hasta 3 años; 120 hasta los 6; 150, si es menor de 10 años: y 180 días hasta los 18.

Además, estipula una licencia por violencia de género con goce de haberes de 120 días hábiles por año, que entrará en vigencia desde la formulación de la solicitud por parte de la empleada que contará con un plazo máximo de 5 días hábiles para acompañar la constancia de la denuncia judicial o trámite administrativo.

“La ley contribuye a cumplir con los derechos de las chicas y chicos consagrados en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño. Especialmente, los arts 3 y 18, referidos a la obligación de los estados a garantizar el cuidado de los niños por ambos padres, que tienen obligaciones comunes en lo que respecta a su crianza y desarrollo”, sostuvo a minutouno.com la Asesora General Tutelar del Ministerio Público Tutelar de la CABA, Yael Bendel.