Halle Berry debuta como directora en la excelente "Herida".

La actriz ganadora del Oscar protagoniza y dirige una película sobre una luchadora de MMA, que es madre y debe imponerse a duras adversidades. Real: entrenó 5 horas diarias y hasta se rompió dos costillas. Altamente recomendable!

La actriz ganadora del Oscar Halle Berry causa sensación entre el público de Netflix con “Herida”, la primera película que dirige y también protagoniza que se mantiene arriba en el ranking de lo más visto en la plataforma.

En el film interpreta a Jackie Justice, una luchadora de artes marciales mixtas que peleaba en lo más alto, pero su carrera se viene abajo tras una derrota trascendental.

Es así que ahora tiene que enfrentarse a una multiplicidad de conflictos. Un hijo de seis años que abandonó de bebé regresa y debe cuidarlo; su relación tóxica con su violento novio y mánager (Adan Canto) y su pelea interna contra el alcoholismo.

En el medio de esa problemática en un barrio humilde estadounidense, se acerca a un representante que le abre nuevamente las puertas. Pero para ello deberá entrenar sin descanso junto con una preparadora (Sheila Atim), con quien forja un fuerte vínculo y que buscará llevarla de nuevo a lo más alto.

Un duro entrenamiento en la vida real

La actriz de 55 años relató que para llevar adelante el largometraje se sometió a sesiones de entrenamiento de 5 horas diarias por dos años. También practicó Ju-Jitsu, Judo, Muay Thai, Tae Kwon Do y Kickboxing.

Para grabar la pelea contra su rival Lady Killer en la ficción (la artista marcial Valentina Shevchenko en la vida real) incluso llegó a romperse dos costillas.

La lesión ocurrió porque Berry quería llevar las escenas de pelea a un nivel más real e insistió a la luchadora rival, que al principio evitaba sobrepasarse. Pese a la afección, esperó a que terminaran las filmaciones para rehabilitarse.

“Cuando terminamos el rodaje se lo dije a todo el mundo y fui al hospital”, reveló en el show de Jimmy Kimmel.

“Sabía que pasaría más tiempo, más energía, más horas trabajando en algo de lo que había trabajado en toda mi carrera. Resultó ser cierto. Fue una de las cosas más difíciles que he hecho”, contó a Reuters Berry, quien de chica amaba ver peleas de boxeo.

La artista también destacó que apuntaron a un punto de vista distinto de la maternidad: “A menudo se da por sentado que las mujeres por ser madres tenemos que ser cariñosas y tiernas, pero hay todo un segmento de la sociedad en el que eso no ocurre”, dijo a El País.

Y también dijo que tomó como inspiración mucho de lo que le pasó en su vida: “Me crie en un hogar roto, con un padre abusivo y una madre soltera. Yo he elegido romper el ciclo, hacer el trabajo y convertirme en un tipo diferente de progenitora”.

“Uno de los mayores cumplidos que recibí en todo el proceso fue cuando estábamos filmando escenas y el árbitro habló de las peleas de Valentina en la vida real dijo: ‘¡Esa última toma, pensé que estaba viendo una pelea real de Valentina!’. Y para mí, ese fue el momento en que todo este entrenamiento, todo este trabajo, tener una verdadera luchadora, valió la pena”, valoró.

El elenco de la película se completa con Shamier Anderson, Adan Canto, Sheila Atim, Valentina Shevchenko, Stephen McKinley Henderson, Adriane Lenox y Lela Loren

Según trascendió, Berry firmó un multicontrato con Netflix, por lo que es posible que aparezcan nuevos proyectos suyos en la plataforma de streaming.