Al igual que Argentina, un hospital de Jerusalén recibió la aprobación para adquirir 1,5 millones de dosis de la Sputnik-V en los próximos meses.

El Centro Médico de la Universidad Hadassah, en Jerusalén, capital de Israel, comprará 1,5 millones de dosis de Sputnik-V, la vacuna de Rusia contra el coronavirus. En caso de que sea efectiva y el Ministerio de Salud lo aprueba, podría ser aplicada a los israelíes en dos o tres meses.

Desde el hospital de Jerusalén buscan registrar la vacuna en el Ministerio tal como lo solicitó Rusia y el pedido deberá ser presentado, a más tardar, a principios de la semana próxima.

La sede de la Universidad en Skolkovo, Moscú, colaboró en un ensayo clínico de la Fase 3 de la Sputnik-V, cuya etapa debería finalizar en uno o dos meses. “Hadassah es siempre un pionero”, expresó Zeev Rotstein, jefe del hospital, al The Jerusalem Post sobre los avances para conseguir las dosis.

La vacuna, que también será adquirida por Argentina, está siendo probada en 40 mil personas en Rusia y en otros países del mundo.