El gobernador Raúl Jalil, acompañado por el ministro de Agua, Energía y Ambiente, Alberto Kozicki, visitó la locación donde se está realizando la reapertura de la antigua Quebrada de San Lorenzo, detrás del dique El Jumeal.

En esta locación está planificado un nuevo embalse que ya tiene los estudiosos geológicos y topográficos de factibilidad.

Esta quebrada, en la que se explotaba antiguamente plata y mica, alberga la cuenca fluvial del río La Florida. Allí se planifica aprovechar todo el caudal de agua para construir un nuevo embalse.

Previo a la decisión de construir un nuevo dique, equipos técnicos del ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente realizaron todos los trabajos de proyección para determinar si había posibilidades constructivas y geográficas para la construcción del mismo.

El nuevo embalse “previo” al Jumeal podría albergar, en términos volumétricos, cinco veces más que el actual dique, lo cual contribuiría -en conjunto con otras obras que realiza el Gobierno de la provincia en las zonas norte y sur de la ciudad- a brindar soluciones estables para la problemática del suministro de agua potable para la Capital.

El objetivo del equipo de gestión no es sólo mejorar el servicio de agua a la ciudad sino darle valor agregado a toda la zona. Es por ello que en el lugar, junto a nación, se llevará adelante el proyecto “Ecoparque El Jumeal”, que contempla la construcción de un Centro de Sensibilización, la intervención lineal a lo largo de la avenida de acceso a través de la incorporación de ciclovías, ampliación de veredas y mejoramiento de la iluminación.