Hoy se otorgaron certificados de promoción industrial y se anunció nueva radicación en Catamarca.

El Parque Industrial de El Pantanillo fue sede hoy de sendas actividades encabezadas por el ministro de Industria, Comercio y Empleo, Lisandro Álvarez, en las que se entregó certificados de promoción industrial a dos empresas y se anunció la radicación de una planta de fabricación de pinturas al latex y esmalte al agua.
La importante agenda comenzó en la planta de la empresa Puma S.A., donde se le  hizo entrega del certificado de otorgamiento de la promoción industrial a la empresa anfitriona. También obtuvo el beneficio el Frigorífico Trasmontaña, de Carlos Larcher.
Este beneficio está amparado por la Ley provincial N° 2968 de Desarrollo Industrial, y se otorga a empresas que se radiquen en la Provincia con nuevas instalaciones industriales y a las que efectúen ampliación, modernización e integración de las instalaciones existentes. Unos de los beneficios que se les otorga, cumpliendo los requisitos exigidos, es la exención por 15 años de los impuestos: Ingresos Brutos, de Sellos e Inmobiliario.

Acto seguido, el ministro Álvarez y miembros de su equipo recorrieron el predio donde se instalará una nueva planta fabril que se dedicará a la producción de pinturas. Se trata de Colores Andinos S.A., una empresa de origen riojano que hizo el anuncio de radicación para dedicarse a la producción de pinturas al látex y esmalte al agua. En el lugar, los funcionarios fueron informados por los propietarios sobre cómo será el funcionamiento de la planta.

Políticas de reactivación con buenos resultados

Estos nuevos acontecimientos que se generan en El Pantanillo son un corolario de las acciones llevadas a cabo por el Gobierno provincial en pos de la reactivación, sostenimiento y crecimiento de la industria catamarqueña, en un año en el que se debió redoblar esfuerzos.
En ese marco, y con estrecha articulación con el Gobierno nacional, la Provincia diseñó medidas de acompañamiento al sector privado, especialmente al de PyMES, las que incluyeron herramientas de carácter financieras (créditos para capital de trabajo e inversión productiva), impositivas y plan de fomento para la preservación y creación de empleo privado.
Fueron acertadas las medidas, ya que en estos meses se generaron hechos en la industria que se tradujeron en muy buenas noticias, como los anuncios de millonarias inversiones para este año y el que viene de empresas como la recuperada Nueva Neba (200 millones de pesos), FibranSur (10 millones de dólares), Tejica (30 millones de pesos) y Algodonera del Valle (15 millones de dólares), entre otras.
También, días pasados se anunciaron las inminentes puestas en funcionamiento de dos nuevas plantas radicadas en El Pantanillo, como MariMari y Mayper, las que se suman a otras de reciente instalación como La Mendocina, Moldeados Catamarca (Maples) y Grupo La Merced S.R.L..
Y mientras tanto, se esperan las radicaciones de dos nuevas plantas del rubro de la construcción: armado de hormigón y asfalto.

Generación de empleo

Y en un año en el que se dificultó sobremanera el sostenimiento del trabajo en distintos sectores, la industria catamarqueña generó nuevos puestos laborales a partir de las inversiones privadas y el acompañamiento del Gobierno.
En el sector se incorporaron alrededor de 400 nuevos operarios, una cifra más que importante teniendo en cuenta el contexto que generó la pandemia, además de destacarse que no se produjeron despidos y que se pudieron recuperar fábricas a punto de cerrar, como fueron los casos de Neba, la ex Alpargatas Textil, ahora FibranSur, y Artex.