El INDEC difundirá este miércoles cuál fue la inflación de mayo que, según fuentes oficiales se ubicará entre 3,7 y 3,8 por ciento.

Se trata de un nivel más bajo que el de abril, cuando el indicador trepó 4,1% pero más elevado respecto de las previsiones que venían teniendo las consultoras.

Los alimentos, la nafta, los gastos de la vivienda, comunicaciones y prepagas fueron los rubros que más traccionaron el dato inflacionario del mes pasado.

Con esta previsión, los primeros cinco meses del año acumularían un alza del 22% y del 47% si se hace la comparación interanual.

Las consultoras privadas estimaron que la inflación minorista fue del 3,6% durante mayo. Y para los meses siguientes proyectan una trayectoria descendente en la inflación mensual, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el Banco Central.

Más allá de la encuesta mensual del Central, entre las estimaciones de las consultoras, las proyecciones más elevadas corrieron por cuenta de la a Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) que estimó 4,7%, la suba en mayo.

Eco Go calculó 4,2%; Analytica, 3,8% y ACM, un alza promedio de 3,7%. En tanto, por debajo de estos niveles, Ecolatina, previó una suba del 3,4% y Orlando Ferreres & Asociados, del 3,3%. También según la agrupación Libertad y Progreso, la suba inflacionaria de mayo promedió el 3,4%.

Según los cálculos del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), “la inflación se desaceleró 3,7% en mayo (0,4 puntos por debajo del registro de abril). De este modo, acumuló 20,9% en lo que va del año y 49,4% en los últimos doce meses.

De acuerdo con esta medición, la inflación de mayo estuvo motorizada en primer lugar por el rubro “Vivienda” (+5,2%), en un mes en donde se produjeron aumentos de electricidad promedio de 9% en zonas como el Área Metropolitana de Buenos Aires. En segundo lugar, el rubro de “Comunicaciones” se encareció 4,5%, explicado por subas en servicios de telefonía celular de la misma magnitud. Salud trepó 4%, debido a los aumentos de las prepagas.

Otra canasta que toma el pulso a los precios es la que mide Consumidores Libres. En mayo, este conjunto de 38 productos registró un alza promedio del 4,49% y acumula 23,88% desde que comenzó el año. También en estos relevamientos, las verduras lideraron los mayores aumentos en el período.

Fuente / Clarín