Comparte!

La secretaria de ambiente que tiene al frente a Juan Rosales y mediante la Dirección Provincial de Biodiversidad informa que la lampalagua (Boa constrictor occidentalis) no es una serpiente venenosa sino una serpiente constrictora, es decir, mata a sus presas con el abrazo de su cuerpo produciendo así la asfixia y luego las traga enteras, no posee colmillos en su mandíbula.

Posee una amplia distribución en nuestra provincia, es una especie comportamiento solitario y nocturno, tiene un rol importante como controlador biológico ya que se alimenta de roedores, murciélagos y pájaros de tamaño moderado entre otros vertebrados.

Se encuentra dentro de las especies protegidas por nuestra Ley Provincial de Fauna N 4855. Por lo cual si se encuentra un ejemplar sugerimos no atacarlo y dar aviso a la Dirección de Fiscalización (TE 0383-4437984) o a la Dirección Provincial de Biodiversidad (TE 0383-4437982): Biodiversidad Catamarca