La cámara de Diputados declaró de Interés Legislativo la llegada a la provincia de las Reliquias del Padre Fray Mamerto Esquiú. La copia certificada del presente instrumento será girada al Obispado de la provincia de Catamarca y de la provincia de Córdoba ya que son los promotores de esta iniciativa.

El proyecto de declaración fue presentado por el diputado Humberto Valdez y se unificó con otros dos proyectos de los diputados Sergio Saracho e Isauro Molina, en igual sentido.

En la oportunidad, el diputado Valdez expresó: “Era un hombre culto, contaba con un fino sentido común, la prudencia guió sus pasos, su sermón más emblemático es una conjunción de fe cristiana y amor a la patria: “Obedeced Señores, sin sumisión no hay ley, sin ley no hay patria, no hay verdadera libertad, existen solo pasiones, desorden, anarquía, guerra y males que Dios libre a la República Argentina”.

“Todo el pueblo de Catamarca reza y anhela que nuestro Venerable Padre Esquiú sea beatificado ya que esto es una concesión que hace el santo padre a una diócesis concreta, se alcanza este grado cuando ha sido aprobado un milagro.

El día 3 de octubre, por un acuerdo entre el arzobispo de Córdoba y el Obispo de Catamarca vamos a tener la oportunidad de tener las reliquias de nuestro hijo más dilecto para que podamos venerarlas y custodiarlas”, señaló el legislador.

El traslado de las reliquias “es un hecho histórico de relevancia para la sociedad catamarqueña y en particular para la Iglesia Católica”.

Además, Valdez dijo que “como vecinos y devotos de Fray Mamerto Esquiú estamos haciendo circular una nota donde pedimos la firma de quienes nos quieran acompañar para la pronta beatificación del Padre Esquiú, que luego será entregado al Obispo a fin de que lo eleve al Vaticano, de modo que el Papa Francisco se interese en la beatificación”.

Por su parte, el diputado Isauro Molina señaló: “Entendemos que este acontecimiento se enmarca en un proceso nacional e internacional que también es digno de reconocer y de destacar, el que consiste en la restitución de los bienes culturales, materiales, históricos, de valor espiritual que contribuye a la recuperación del patrimonio cultural de los pueblos.

El referido hecho histórico, consiste en el traslado de las reliquias del Venerable Fray Mamerto Esquiú, donadas por el Arzobispado de Córdoba al Obispado de Catamarca, a realizarse el próximo 4 de octubre, en conmemoración del día de San Francisco de Asís”.
La diputada Marita Colombo compartió la preocupación del diputado Humberto Valdez con respecto al lugar de culto de Fray Mamerto Esquiú, en caso de su beatificación, que sea en su casa natal.

También el diputado Sergio Saracho se refirió al fraile franciscano, compartiendo aspectos de su vida y devoción religiosa.

Cabe recordar que a su llegada desde Córdoba las reliquias van a ser depositadas en la Iglesia Catedral de Catamarca; éstas consisten en una parte de su cuerpo, unas vértebras, que quedarán resguardadas en un cofre preparado especialmente para ello.

El Obispo Diocesano y el Vicario General partirán con las reliquias a las 7, desde la ciudad de Córdoba. Entre 9 y 9.30, los esperarán en el límite del departamento La Paz; desde allí van a Recreo y luego en caravana hasta El Suncho (lugar de su fallecimiento), donde a las 11.00 se celebrará la Santa Misa, para rezar por la beatificación y canonización.

Posteriormente, partirán hacia el departamento Fray Mamerto Esquiú llevando las reliquias hasta su casa natal.

Desde allí al Convento de San Francisco y luego hasta la Catedral Basílica para participar de la Santa Misa por la beatificación y canonización.

La urna con las reliquias serán entronizadas en un altar lateral.
Cabe destacar que el Padre Oscar Tapia remarcó que “se trata de un traslado, no es una procesión, no es una peregrinación, porque hasta que la Iglesia no lo declare oficialmente (beato o santo) no podemos hacer actos de culto”.