En la tarde de ayer, las reliquias del Beato Mamerto Esquiú arribaron a la sede parroquial de Nuestra Señora del Rosario, en la localidad de La Merced.

Los fieles junto con el párroco, Pbro. Héctor Moreno, se congregaron para participar de este acontecimiento. En el templo, rezaron el Santo Rosario y se acercaron a tomar gracia delante de las reliquias.

Durante estos días está previsto el recorrido por todas las comunidades de la jurisdicción parroquial, que abarca el departamento Paclín.