Con la llegada del frente frío, el viento sur puede llegar a tener ráfagas entre 45 km/h y 65 km/h en algunos sitios de las regiones Este, Centro y Oeste de acuerdo a los modelos de pronóstico.

Aclaramos que es imposible saber en qué puntos de la provincia específicamente se darán las ráfagas más fuertes, pero se sabe que el lapso en el que habrá que estar más atentos va desde las 5 hasta las 7 de la mañana.

El aire frío que viene detrás del frente es de origen polar y puede provocar nevadas, graupel y cencellada en las sierras, pero las precipitaciones se darán en estado líquido en las zonas bajas como la capital (se esperan lloviznas y chaparrones dispersos que podrían perdurar no más allá del mediodía) en un ambiente frío, con descenso contínuo de la temperatura hasta la noche.

La inestabilidad pasará fugazmente, lo que significa que mañana por la tarde comenzará a “mejorar” y posiblemente el cielo se despeje. Sin embargo, el aire de origen polar permanecerá dándonos mañanas muy frías y tardes frescas el resto de los días.

CTC.