En diálogo con radio Valle Viejo, el director del penal Daniel Romero, declaró que los agentes se “mantienen asintomáticos y son una vinculación con el brote registrado días atrás”.

Explicó que todos los agentes infectados corresponden a la misma burbuja y la aplicación de esta se hizo “previendo que ante una situación de estas, como lo que ha ocurrido, iba a posibilitar la sectorización de ese lugar para no tomar la totalidad de la guardia”.

“Son posibilidades o probabilidades que pueden ocurrir en estos ambientes cerrados. Seguimos trabajando con todos los elementos de protección necesarios, esto es un fenómeno que avanza a nivel mundial y que ha demostrado que aun tomando precauciones pueden surgir casos, fundamentalmente en estas áreas donde hay prestación de un servicio esencial como lo es la seguridad y la salud”, declaró Romero.