Luz Gaggi la volvió a "romper" con su performance, esta vez en la etapa de los Playoffs de La Voz Argentina!

Tiene 18 años y una historia de superación que conmueve a la par de la versatilidad de sus interpretaciones en el exitoso certamen La Voz Argentina. Con su performance de “El farsante”, de Ozuna, volvió a deslumbrar y el Jurado del show, como el propio Ozuna, destacaron su impresionante voz y otra magnífica interpretación a la que le puso su impronta. La platense se convirtió una vez más, en tendencia en redes y otra de las favoritas del público. El video de esta versión en #Youtube superó el MILLÓN de vistas en 24 horas!

La platense Luz Gaggi la sigue rompiendo en La Voz Argentina y el domingo  pasado se convirtió en tendencia tras su interpretación de una canción de reggaetón: durante los playoffs, la integrante del Team Mau & Ricky, hizo su propia versión de “El farsante”.

Se trata de uno de los éxitos de Ozuna, lanzado en 2017, que es considerado por los fanáticos como su canción más importante. Lo que hizo Luz fue reversionarla y pasarla de un género urbano a un estilo más rockero y por supuesto, le dio el power de sus notas graves. El resultado fueron la sorpresa de todo el jurado y las felicitaciones del público.

Marley incluso comentó que la historia de la platense “es de superación”. “Ella iba a ser bailarina y por un accidente tuvo que dejar el baile. ¡Qué voz!“, dijo.

La integrante del team de Mau y Ricky pasó a la siguiente etapa luego de una brillante participación que logró que los jurados le sugirieran que hasta podría ser la ganadora del certámen.

“Fue perfecto y me atrevo a decir que es de las mejores cosas que he visto en este escenario sin lugar a dudas”, expresó Ricky.

Por su parte, el cantante Ozuna le dejó un mensaje en Instagram: “La rompiste” y rápidamente la platense se convirtió una vez más en tendencia en redes gracias a su impresionante voz.

Durante su debut, Luz contó que llegó al canto después de atravesar una dura experiencia que la dejó sin caminar por mucho tiempo. Cuando tenía apenas nueve años sufrió una epifisiolisis, una fractura que desplaza la cabeza del fémur: “Fue una trompada, la afectó en la vida social, era una nena que vivía saltando, bailando, haciendo piruetas y de pronto estaba en silla de ruedas”, precisó su papá.

A pesar de la dura historia de vida, Luz pudo superar las dificultades y aprendió a brillar con su voz. Cuando no podía movilizarse empezó a practicar y estudiar canto y toda la situación se convirtió en un gran aprendizaje: “Yo soñaba con ser bailarina y tuve un accidente que me impidió seguir con la danza porque no pude caminar por mucho tiempo. Pero ahí empecé a crecer en el canto y fue un gran aprendizaje”, relató.