Claudia Evangelina Monzón, madre de la nena, y su padrastro, Marcelo Ariel Cañete quedaron detenidos por el hecho.

Se llamaba Guadalupe y tenia 2 años de edad. Los doctores le hicieron a la víctima una serie de radiografías en todo el cuerpo y se determinó que tenía una fractura en un brazo y en una costilla.

Una beba de 2 años murió y tras el hecho detuvieron a su madre y al padrastro, quienes están acusados de haberla atacado a golpes. El hecho ocurrió en localidad bonaerense de Virreyes, partido de San Fernando.

De acuerdo a lo que informó la agencia Télam, el miércoles por la noche, alrededor de las 21:45, Guadalupe Yñiguez Monzón ingresó sin vida a la guardia del Hospital San Cayetano. Allí había sido llevada por su mamá, Claudia Evangelina Monzón, y su padrastro, Marcelo Ariel Cañete.

Por el fallecimiento intervino el fiscal Matías López Vidal, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) Especializada en Violencia de Género de Virreyes, quien fue hasta el centro de salud junto a un médico de la policía.

En primera instancia, los doctores le hicieron a la víctima una serie de radiografías en todo el cuerpo, ya que a simple viste tenía algunas lesiones. Luego se determinó que tenía una fractura en un brazo y en una costilla.

Ante esta situación, el fiscal ordenó la inmediata detención de Monzón y Cañete por “homicidio”. En igual sentido, pidió que se lleve a cabo la autopsia al cuerpo de la beba.

De acuerdo a los resultados preliminares, que llegaron este mediodía a manos del fiscal, la causa de muerte fueron lesiones múltiples por golpes que provocaron una “falla multiorgánica”. En tanto, los detenidos serán indagados por el fiscal en las próximas horas.

Un caso similar que conmocionó a Merlo

El 22 de enero, una mujer llegó con su hija de 2 años muerta al Hospital Zonal General de Agudos Héroes de Malvinas de Merlo y dijo que se había caído de la cama. Sin embargo, por las heridas de la beba se abrió una investigación y la autopsia reveló lo peor: había sido asesinada.

Tras conocerse el informe forense, la Justicia ordenó la detención inmediata de la madre, Milagros Esther Torres, y de su pareja y padrastro de la niña, Darío Chamorro. La causa fue recaratulada luego de los resultados como “homicidio agravado por el vínculo”.

La autopsia determinó que la chiquita, identificada como Milena, tenía un golpe muy fuerte en la cabeza, uno en el abdomen y varias heridas por todo el cuerpo.

Según informaron fuentes del caso, la nena agonizó toda la noche y la data de muerte ocurrió varias horas antes de que la llevaran al hospital.