Fueron los dichos del Concejal Antonio Arpires, al ser consultado sobre la denuncia que miembros del Concejo Deliberante de Fray Mamerto Esquiú, realizaron en su contra.

“Realmente me siento muy sorprendido por las actitudes perversas y mal intencionadas de mis colegas concejales, Susana Acosta y Daniel Vildoza, porque jamás procedí de mala forma con ningún empleado, con ningun funcionario y mucho menos con una mujer”

Además, resaltó “me atacan por no formar parte del complot contra Ferreyra”.

El concejal que fue sindicado como violento por parte de la secretaria del cuerpo Soledad Vaquel, quien radicó la denuncia ante la unidad judicial n° 11 porque según sus dichos, Arpirez le habría arrebatado de las manos un despacho de minoría.

Por su parte, Arpires expresó: “desmiento categóricamente, que halla habido maltrato, arrebato o corridas para que devuelva un despacho de minoría que solicite a la secretaria del cuerpo, la Sra Vaquel”.

Así tambien, aclaró “que el despacho de minoría se lo entregué en mano a la Sra. Presidenta del concejo, Susana Acosta, pero la misma en declaraciones radiales omitió mencionar este detalle”.

Por otro lado, dijo “conozco plenamente los deberes y atribuciones que me competen como funcionario público, y estoy a entera disposición de la justicia porque soy totalmente inocente”.

“Es una acusación, maliciosa y con fines políticos, ya que me atacan por que acompaño y apoyo el gobierno del actual intendente y estoy seguro que seguirán atacándome hasta el último día de mi gestión, porque no voy a dejar de apoyar al Dr. Ferreyra”, finalizó.