El defensor colombiano Andrés Felipe Román no superó hoy la revisión médica y se frustró su incorporación a Boca Juniors, al que iba a sumarse por pedido del entrenador, Miguel Ángel Russo. “Boca Juniors y Millonarios Fútbol Club de Colombia informan que el jugador Andrés Felipe Román no superó los estándares médicos requeridos por el Departamento Médico de Boca, requisito indispensable para la realización de la transferencia”, informó la institución de la Ribera. La patología detectada es una miocardiopatía hipertrófica.

QUÉ ES UNA MIOCARDIOPATÍA HIPERTRÓFICA

La miocardiopatía hipertrófica es una patología congénita que puede tener consecuencias, como desmayos o muerte súbita. Casi la mitad de los fallecimientos por miocardiopatía hipertrófica a ocurren durante o justo después de algún tipo de actividad física.

Quienes padecen miocardiopatía hipertrófica tienen el músculo cardíaco grueso o hipertrofiado. El engrosamiento del músculo del corazón puede dificultar que bombee sangre, algo peligroso para un deportista de alto rendimiento.

La miocardiopatía hipertrófica no se diagnostica porque muchas personas que la presentan tienen pocos síntomas, o ninguno, y pueden llevar una vida normal sin problemas significativos. En un pequeño número de personas con miocardiopatía hipertrófica, el músculo cardíaco engrosado puede causar falta de aliento, dolor de pecho o problemas en el sistema eléctrico del corazón, lo que provoca ritmos cardíacos anormales o arritmias que ponen en riesgo la vida o pueden provocar muerte súbita.

EL CASO MARCELO BRAVO

Marcelo Bravo era un promisorio mediocampista. A los veinte años, en 2005, debió dejar el fútbol por una miocardiopatía hipertrófica. El DT ea Miguel Ángel Russo, justamente quien pidió a Andrés Felipe Román para Boca. Actualmente dirige las inferiores de Vélez.