En la jornada de ayer, se registró el fallecimiento de una mujer catamarqueña  por coronavirus en una clínica de la ciudad de Córdoba. Se trata de una persona de apellidos Fernández Cendoya, quien residía en la vecina provincia junto a sus dos hijos.

Según se supo por medio de El Esquiú, Fernández Cendoya dio positivo al test para COVID-19 alrededor del 12 de septiembre. Con el paso de los días, su estado de salud fue mejorando transitoriamente, hasta que los profesionales que la atendían advirtieron que ya no oxigenaba bien la sangre.

Una de las hermanas expresó que “Comenzó con fiebre y tomaba Tafirol. Después comenzó con dolor de cuerpo y los hijos la llevaron a que le hagan el hisopado. Anduvo por tres lugares y recién en el Hospital Misericordia la atendieron muy bien, le hicieron el hisopado y le dijeron que le iban a avisar si era positivo o negativo. Le dijeron que tomara paracetamol si tenía fiebre y mucha vitamina C. Eso le dieron a ella. Obviamente, empezó a no sentirse bien”, explicó.