Teresa Sainz de los Terreros se había casado con el cantante en 1972. Era la madre de sus cuatro hijos. Falleció ayer.

“Con infinito dolor comunico el fallecimiento de Teresa Sainz de los Terreros, mi amada esposa y madre de mis hijos. Agradecemos los mensajes de cariño. Hoy rogamos por su descanso en paz tras años de lucha conmovedora y desigual contra la enfermedad. Gracias por el respeto”, fueron las palabras que eligió el cantante para anunciar la triste noticia.

Jairo y Teresa estaban casados desde 1972 y juntos tuvieron cuatro hijos: Iván, Yaco, Mario y Lucía.

Se conocieron en Madrid y desde entonces nunca se separaron. En más de una ocasión él la describió como un pilar muy importante en su carrera.

En los últimos diez años, Teresa contrajo un EPOC gold severo, una enfermedad respiratoria grave, que le impedía hablar.

“Vive con un porcentaje mínimo de los pulmones. Además ha tenido un cáncer en el piso de la boca, ha tenido cáncer de mama. Ha tenido una gran cantidad de cosas que a lo mejor no han sido consecuencia de eso, pero a lo mejor sí. La cuestión es que eso la tiene un poco postrada y está impedida de muchas cosas”, había contado tiempo atrás.

“Es una situación difícil de explicar porque es extrema. Nosotros no es que estemos habituados, porque uno nunca se habitúa a este tipo de cosas. Uno está siempre un poco triste con eso. Pero la vida es así. Y seguimos, por supuesto, con ella junto a todos los hijos. Con fe”, había manifestado en diciembre pasado el artista.

“Ella ha sido una compañera extraordinaria. Y ha sido una madre magnífica también. Nunca me voy a cansar de repetir que todo lo bueno que tienen mis hijos en su vida, su mentalidad, su formación, su educación y demás, se lo deben en un gran porcentaje a ella”, supo describir.