Luego de muchos años de vestirse a la moda de Nike, la semana pasada Puma anunció a Neymar como nueva cara a nivel mundial de la marca. Esta noticia generó asombro en el mercado de pases del marketing.

Según medios franceses, Neymar cobrará 20 millones de euros por año más royalties. Estas últimas se desprenderán de las ventas que genere la marca propia del delantero, la cual será desarrollada por Puma en los próximos meses.

Adidas tiene a Messi y Nike a Ronaldo. La idea de la marca alemana es generar el mismo efecto con Neymar, desarrollando diferente tipo de productos con su nombre.