A las 22:45 de la noche del sábado, se hizo presente de forma espontánea en la base del Grupo de Intervención Rápida (GIR-Sur), ubicada en el barrio Virgen Niña, un niño de 7 años de edad, quien manifestó que su hermano, otro niño de 2 años, se habría ahogado con la tapa de una botella.

De inmediato, el personal de guardia se dirigió a unos metros de la dependencia, y observó que una persona mayor de edad, llevaba al pequeño descompensado en brazos, en virtud de lo cual rápidamente le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), logrando así que respirara nuevamente, por lo que finalmente fue trasladado junto a su madre, en la unidad móvil policial al Hospital de Niños Eva Perón, para la asistencia correspondiente.