Se recuerda al abogado Lucas Albarracín, pionero en la lucha de los derechos por los animales en la Argentina. En su honor, cada 29 de abril se celebra el Día del Animal.

El 29 de abril de 1962, en Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, el abogado Ignacio Lucas Albarracín falleció dejando un legado único: fue pionero en la lucha de los derechos por los animales en la Argentina. En su honor, cada 29 de abril se celebra el Día del Animal.

Albarracín, junto con personajes emblemáticos de la Argentina como Domingo Sarmiento, Bartolomé Mitre, el reverendo J. F. Thompson, Carlos Guido y Vicente López fundó la Sociedad Argentina Protectora de los Animales.

Dentro de la organización, Albarracín se desempeñó en roles como primer secretario, presidente popular y vitalicio. Su profunda devoción por los animales, especialmente perros y caballos, lo llevó a dedicar prácticamente su vida entera a esta causa.

Domingo del Animal: una celebración inglesa y su versión local

Otro de los hechos que galardonan a Albarracín es su gestión en el Consejo Nacional de Educación, dado que si no fuera por su acuerdo con el Dr. Ponciano Vivanco, entonces presidente del Consejo, no se hubiese llevado a cabo la Fiesta del Animal, que fue una especie de copia del “Domingo del Animal”, una celebración característica de Londres ejecutada por los pastores de las iglesias. En ella se recitaban sermones especiales para incluir el respeto por los animales a la cultura y ética ciudadana.

El acto inicial de su versión en la Argentina tuvo lugar en el Zoológico de Buenos Aires. Allí, se soltaron 500 palomas mensajeras y se contó con la presencia del entonces presidente de la Nación José Figueroa Alcorta, 15.000 alumnos de escuelas y varios ministros.

La impactante campaña por el respeto a los animales

En la actualidad, hablar de respeto por los animales va mucho más allá de saber clasificarlos o conocer sus necesidades. Se trata de un tema en pleno auge, que se despliega en diferentes segmentos de la sociedad y temáticas como la nutrición o el consumo de productos cosméticos y farmacéuticos.

De hecho, Humane Society International lanzó una campaña llamada “Save Ralph” que se volvió viral en las últimas semanas. La misma exhibe la dolorosa realidad de Ralph, un conejo de laboratorio que es sometido a distintas pruebas técnicas para validar la producción de cosméticos y labiales.

El video es estremecedor y busca, con crudeza y estímulo publicitario, mostrar la realidad de los animales de testeo; brindando al consumidor la posibilidad de optar por productos “cruelty free” (libres de crueldad animal: aquellos que no son testeados en animales ni producidos con componentes de origen animal).

Por su parte, y en lo que refiere a la alimentación, la Unión Vegana Argentina arrojó el dato de que un 12% de la población del país es vegana, con un incremento del 3% en relación a la cifra existente en 2019.

Esta información también da cuenta de que la consciencia por la integridad de los animales, la preservación de las especies y la biodiversidad ocupan un rol cada vez más prioritario en la agenda colectiva.

Según Mahatma Gandhi, líder espiritual hindú y gran protector de los animales, “la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que se trata a sus animales”.