Las ventas por el Día de la Madre cayeron un 13,3 por ciento, respecto a la misma fecha del año pasado, pese a que hubo muchas promociones y ofertas, al tiempo que todos los rubros finalizaron en baja, informó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De acuerdo al informe, el ticket promedio en los comercios relevados fue de 800 pesos, un 19,4 por ciento superior al año pasado, producto de la inflación.

Según la CAME, se notó poco ánimo de consumo este año a pesar que el mercado estuvo lleno de ofertas, y hubo escasa compra rebote más allá del regalo.

En ese sentido, señaló que hubo promociones de todo tipo: 2×1, cuotas sin interés, descuentos de hasta 40 % por pago en efectivo, sorteos, combos, vouchers de regalo para próximas compras, y eso permitió contener las ventas, que estuvieron muy frenadas hasta el sábado al mediodía pero mostraron luego una tibia recuperación.

“La caída en las ventas fue muy importante. El mal clima fue uno de los factores que complicó que la gente saliera a comprar”, consideró Carlos Raúl Lima, presidente de Cámara de Comercio e Industria del Partido de San Miguel (CCISM), en Buenos Aires.

Además, advirtió que “la situación del comercio Pyme es muy grave porque arrastra más de un año y medio de pérdidas, y en los últimos seis meses se está trabajando a pérdida, liquidando el stock”.

Otro de los puntos importantes fue que “todos los rubros relevados finalizaron con caídas en las ventas”.

“Las bajas más acentuadas ocurrieron en Artículos para el hogar y uso personal” (-16,3%), Joyerías y relojerías (-16%), Artículos de informática, celulares, y electrónicos (-14,7%), Calzados y marroquinería (-14,4%), Librerías” (-14,6%), Servicios de estética, belleza y relajación (-14,3%), Bazares y regalos (-13,1%), Indumentaria y Lencería”(-12,5%) y Flores y Plantas (-12,3%).

Según la encuesta realizada por Focus Market realizada para CAME, entre 7.629 compradores, el 30 % de los regalos fueron por montos de hasta 500 pesos y el ticket promedio en los comercios relevados por CAME fue $800, 19,4 % superior al año pasado, pero muy por debajo cuando se quita el efecto inflación.