Comparte!

Frente al intenso calor que por estos días azota a nuestra provincia y a gran parte del país, especialistas alertaron que las personas con celiaquía no deben descuidar sus dietas, para evitar deshidratarse, lo cual es muy fácil en estas condiciones climáticas.
indicaron que “las principales consecuencias que sufre el paciente celíaco cuando descuida su dieta, son diarrea y vómito, lo cual puede producirles una rápida deshidratación, y así empeorar su cuadro”.

Si bien es cierto que todas las personas pueden sufrir problemas de salud debido a las altas temperaturas, mucho más propensos son aquellas que padecen enfermedades crónicas no transmisibles, o patologías de base como diabetes o hipertensión.

Dieta estricta

“El celíaco debe, más en esta época del año, cuidar su dieta para evitar una crisis de celiaquismo que lo llevan a una deshidratación y una posible internación en algunos casos, sobre todo en los niños”,

En este sentido, insisten en la necesidad de prestar mayor atención a los pequeños, porque, según explican, “la masa muscular de un mayor hace que demore más en deshidratarse”.

Recomiendan mantener en la alimentación aquellas verduras o frutas frescas que aportan líquido.

La piel

También aconsejan el cuidado de la piel, pues una de las secuelas de la enfermedad es la falta de absorción de nutrientes, por lo que se debe evitar la exposición al sol.

“Es importante tener en cuenta que en el verano, todas las personas que sufren patologías crónicas no transmisibles, como la diabetes o la hipertensión, deben extremar los cuidados, y la celiaquía es una patología crónica no transmisible”.